Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2016

Títulos de propiedad para campesinos en la cuenca del Canal de Panamá

A pesar de tener 45 años de vivir, cultivar, pastorear y trabajar aquellas tierras, no fue hasta ahora que el agricultor, Melquiades Jaén, sostiene en sus manos, genuinamente emocionado, los títulos de propiedad de sus fincas, que suman unas 130 hectáreas situadas en el distrito de Capira, en Panamá, una zona parcialmente montañosa –que forma parte de la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá- y que en otrora poseyera una exuberante vegetación, pero que hoy día, debido a las malas prácticas agrícolas y ganaderas tiene menos cobertura vegetal. Al igual Jaén, alrededor de otros 480 campesinos cuentan ahora con los títulos de propiedad de sus fincas, gracias a la implementación del proyecto Apoyo al Catastro y Titulación en la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá, que la Autoridad de Canal de Panamá (ACP), con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) viene ejecutando con el propósito de garantizar la seguridad jurídica sobre la tenencia de tierra a los habitantes de estas zonas, en su mayoría rurales o semi-rurales. “Los títulos de propiedad son la garantía que tenemos los productores de ser dueños absolutos de nuestras tierras las cuales hemos trabajado durante muchos años.  Esto ha sido un deseo de todo productor, de todo campesino de ser legítimo dueño de la tierra la cual trabaja”,  asegura Jaén. Como él, muchos otros campesinos y pequeños ganaderos, migrantes en su mayoría de las provincias centrales del país en busca de tierras fértiles, se instalaron varias décadas atrás en aquellas montañas vírgenes, cuyos bosques en los últimos cien años han servido como fuente del principal recurso del Canal...

El futuro es ahora. Primera infancia, juventud y formación de capacidades para la vida

Nuevo Informe sobre Desarrollo Humano Panamá 2014   Para construir un futuro sin brechas de desarrollo humano y con equidad Panamá requiere invertir más y mejor en la formación cognitiva y socioemocional de los niños, niñas y jóvenes, a través de prácticas parentales que fomenten las capacidades desde la infancia y se vinculen a políticas públicas destinadas a ampliar las oportunidades de las personas. Esta es la principal conclusión del nuevo Informe Nacional de Desarrollo Humano de Panamá (INDH) 2014, ¡El futuro es ahora! Primera infancia, juventud y formación de capacidades para la vida, presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Tras demostrar la importancia crítica que representa para el desarrollo de Panamá invertir en primera infancia y jóvenes, el Informe hace un llamado para tomar acciones urgentes. Si bien Panamá es uno de los países económicamente mejor dotados de América Latina, la juventud enfrenta desafíos de formación que podrán representar un serio obstáculo para su propia inserción laboral y el desenvolvimiento en la vida, con un consiguiente impacto en el desarrollo del país. En una economía dinámica, el rápido cambio en las demandas del mercado laboral contrasta con la baja oferta de formación para el trabajo. Pero los desafíos para Panamá comienzan mucho antes que la juventud. Diversas investigaciones demuestran que la formación en los primeros años es clave para toda la vida de las personas. Aunque los datos del Ministerio de Educación indican que el país tiene una alta cobertura en educación primaria, resulta imperioso acentuar la formación en primera infancia: actualmente sólo 64.4% de los niños y niñas acude al preescolar,...

La inversión en primera infancia y juventud es vital para el desarrollo futuro de Panamá

Para construir un futuro sin brechas de desarrollo humano y con equidad Panamá requiere invertir más y mejor en la formación cognitiva y socioemocional de los niños, niñas y jóvenes, a través de prácticas parentales que fomenten las capacidades desde la infancia y se vinculen a políticas públicas destinadas a ampliar las oportunidades de las personas. Esta es la principal conclusión del nuevo Informe Nacional de Desarrollo Humano de Panamá (INDH) 2014, ¡El futuro es ahora! Primera infancia, juventud y formación de capacidades para la vida, presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Tras demostrar la importancia crítica que representa para el desarrollo de Panamá invertir en primera infancia y jóvenes, el Informe hace un llamado para tomar acciones urgentes. Si bien Panamá es uno de los países económicamente mejor dotados de América Latina, la juventud enfrenta desafíos de formación que podrán representar un serio obstáculo para su propia inserción laboral y el desenvolvimiento en la vida, con un consiguiente impacto en el desarrollo del país. En una economía dinámica, el rápido cambio en las demandas del mercado laboral contrasta con la baja oferta de formación para el trabajo. Pero los desafíos para Panamá comienzan mucho antes que la juventud. Diversas investigaciones demuestran que la formación en los primeros años es clave para toda la vida de las personas. Aunque los datos del Ministerio de Educación indican que el país tiene una alta cobertura en educación primaria, resulta imperioso acentuar la formación en primera infancia: actualmente sólo 64.4% de los niños y niñas acude al preescolar, una instancia relevante en la formación de las...

Seguridad: aumento de los niveles de victimización

CCIAP y el PNUD presentaron los resultados del Segundo Informe del Observatorio de Seguridad Ciudadana. Entre sus resultados, a nivel subjetivo, se destaca que un 83.1% de los panameños perciben a Panamá como un país inseguro. La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del Programa Conjunto Ventana de Paz presentaron los resultados del Segundo Informe del Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Primera Encuesta de Victimización y Percepción Social de la Seguridad, aplicada a finales de 2010 en todo el país, excluyendo a las comarcas indígenas. El Informe fue presentado por Domingo Latorraca, Vocero del Observatorio de Seguridad Ciudadana de la CCIAP. Éste revela que en los últimos tres años se refleja un aumento de los niveles de victimización. Este segundo Informe del Observatorio de Seguridad Ciudadana forma parte de las actividades realizadas por el PNUD en el marco del Programa Conjunto Ventana de Paz en el que participan 5 agencias del Sistema de Naciones Unidas en Panamá conjuntamente con la Cámara de Comercio Industrias y Agricultura de Panamá. De acuerdo con los análisis realizados por el Observatorio de Seguridad Ciudadana con datos oficiales del Sistema Nacional Integrado de Estadísticas Criminales (SIEC), para el año 2009 la tasa de delitos por cada 10,000 habitantes era de 157; mientras que para el 2010 fue de 156. Las estadísticas reflejan que en el 2010, Panamá fue la provincia que mostró el mayor índice de delitos con 211 seguido de Colón con 154 y Los Santos con 134. La mayoría de las víctimas pertenecen al sexo masculino...

Tareas pendientes

“No es posible seguir diciendo que en Panamá no hay discriminación hacia las mujeres, y que ellas tienen que luchar por lo suyo, como lo hacen los varones”. Durante el siglo XX la tarea de la nación panameña fue la recuperación de la soberanía y la unificación del territorio dividido por la Zona del Canal. Cumplida esta meta, la sociedad panameña se enfrenta a un reto mayor: disminuir las enormes brechas en la calidad de vida de los diferentes grupos humanos. Panamá es uno de los países más desiguales del mundo. A pesar de tener un alto crecimiento del Producto Interno Bruto, no hemos logrado sacar de la pobreza a un tercio de la población (entre ellos, al 96% de la población indígena). Lo que es peor aún, casi la mitad de los menores de 5 años, son pobres, con todo lo que eso significa en términos de salud, calidad de los aprendizajes, autoestima y expectativas hacia el futuro. Se supone que esa es nuestra generación de relevo. El Informe de Desarrollo Humano 2010 del PNUD, publica por primera vez el IDH ajustado por la Desigualdad (IDH-D), es decir, un indicador del nivel de desarrollo humano de las personas de una sociedad que tiene en cuenta su grado de desigualdad. Según este indicador, Panamá pierde el 28.3% de su logro en el Índice de Desarrollo Humano (0,775) a causa de la desigualdad para quedar con un valor de 0,541 y pierde 20 puestos en la clasificación original del IDH (54), para quedar en el lugar 74 entre 156 países. Esto es grave, y más si vemos que sólo hay...
© 2016 United Nations Development Programme in collaboration with

Powered by Renovatio