Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2016

De montañas de escombros a nuevos caminos

Por Rita Sciarra, Analista de la Unidad de Recuperación, Medios de Vida y Reducción de la Pobreza de la Oficina del PNUD en Haití En el siguiente relato, Rita Sciarra narra su experiencia personal como participante del proyecto de manejo de escombros implementado en Haití tras el terremoto del año 2010. Para ahondar más en algunos aspectos de esta iniciativa, Revista Humanum le realizó una entrevista. Las respuestas se presentan a continuación de su narración. Nunca olvidaré mi primera reunión sobre el proyecto. Entré en el salón de la oficina de Pacot casi con miedo. No soy ingeniera y por aquel entonces no tenía muy claro cuál podía ser mi aporte al proyecto. ¿Cuáles son los recuerdos que no se van de mi cabeza? Un calor infernal, 8 hombres de edad media y yo con mis 30 años como única mujer. Era mayo de 2011. Desde el primer día mis oídos empezaron  a escuchar palabras como “triaje, concreto, ladrillos, metros cúbicos” y al principio todo me sonaba muy raro. No sabía aun muy bien el significado que tenían estas palabras; pero respiré hondo, muy hondo, y siempre estuve segura de que en muy poco tiempo iba a acabar comprendiéndolo todo. Pasaron algunos meses. Leí mucho. Llamé a amigos ingenieros y arquitectos que vivían lejos para preguntarles conceptos básicos sobre los escombros, las maquinarias pesadas, la diferencias entre “cemento” y “concreto”. Recuerdo aquellos primeros meses como muy duros. Sabíamos que en esa primera fase del proyecto deberíamos remover 210,000 m3 de escombros, para dar trabajo a 2,100 personas de Carrefeur Feuilles. Pero…¿210,000 m3? ¿Cuánto es eso? ¿Cuánto pesan 210,000 m3?...

Manejo de escombros: una puerta hacia el desarrollo

El 12 de Enero del año 2010, Haití fue sacudido por un terremoto 7.0 en la escala de Richter. Los efectos fueron devastadores. El catastro de las construcciones llevado a cabo por el Gobierno de Haití y el Sistema de Naciones Unidas entre Marzo de ese año y Febrero 2011, reveló que de los 400.000 edificios dañados o destruidos, 218.000 podían ser habitados sin necesidad de arreglos, 105.000 estaban dañados pero podían ser reparados y 80.000 eran inhabitables. La destrucción y demolición de infraestructura y edificios generó una gran cantidad de escombros. Los 10 millones de metros cúbicos  bloqueaban las rutas e inutilizaban las tierras en las áreas afectadas. Ante la falta de una estrategia nacional de manejo de escombros, éstos podían ser removidos de manera incontrolada, entorpeciendo el progreso, la recuperación y las actividades de reconstrucción. El Sistema de Naciones Unidas definió un plan de acción cuyo principal objetivo era resolver la situación inmediata de emergencia. De esta manera se buscaba relanzar la economía así como las actividades gubernamentales y sociales. Más generalmente, se puso como objetivo reimpulsar la trayectoria de Haití hacia el desarrollo. Limpiar los escombros, demoler los edificios potencialmente peligrosos y reparar las casas afectadas se convirtieron en la principal estrategia para atraer a los desplazados hacia sus lugares de origen, relanzar el ciclo productivo, reconstruir la vida diaria y ayudar con la recuperación psicosocial de la población. De esta manera, el manejo de escombros se convirtió en uno de los primeros pasos en la reconstrucción del país. En respuesta a las prioridades definidas por el Gobierno de Haití, el PNUD se lanzó en la...

Haití se levanta tras el terremoto

Estos tres videos muestran los resultados de dos programas implementados con la colaboración del PNUD en Haití tras el terremeoto del año 2010. Con el apoyo del PNUD y de 8 ONGs locales, el Gobierno de Haití puso en marcha el programa “16/6”. Éste entrega capacitación laboral para mujeres en rubros como la construcción o la crianza de pollos. Gracias a esta iniciativa, se han creado más de 750 nuevos empleos y 350 microempresas. Los Centros Comunitarios de Apoyo para la Auto-Reparación de Viviendas, conocidos por su sigla en francés CARMEN, han estado apoyando a las comunidades afectadas por el terremoto en Puerto Príncipe y la ciudad occidental de Leogane para que se hagan cargo de reparar las viviendas, con la ayuda de peritajes de ingeniería y formación en construcción. Este último video, en inglés, describe la experiencia de manejo y reciclaje de escombros así como su impacto en la vida cotidiana de los habitantes de Haití (en...

Refundar Haití

Supongamos que el mundo desarrollado, junto con las élites y el pueblo haitiano deciden dar un gran impulso a ese país. Digamos que fijan como meta para los próximos 20 años, llevar el ingreso real por habitante en términos de paridad de poder adquisitivo al nivel que tenía Dominicana en 2007. Para alcanzar esa meta, el crecimiento del ingreso por habitante tendría que ser de 9.2% acumulativo anual por 20 años. Un esfuerzo descomunal. Para tener una idea intuitiva del esfuerzo a realizar, baste decir que ese número es del mismo orden de magnitud (10.1%) del esfuerzo que tendría que hacer Dominicana para igualar, en los próximos 20 años, el ingreso por habitante que tenía EEUU en 2007. En materia de desarrollo humano la lucha tendría que ser aún mucho mayor. El esfuerzo de Haití para lograr el nivel de desarrollo humano que tenía Dominicana en 2007, en los próximos 20 años, debería ser el doble del esfuerzo que haría Dominicana para igualar al desarrollo humano de EEUU en igual período. Aún peor, es 2.5 veces más alto que el ritmo de mejoría (0.77% acumulativo anual) del índice de desarrollo humano que registró Haití entre 1980 y 2007. ¡Eso’ e mucho! Estos son números gruesos, indicativos, con demasiados supuestos y no registran los efectos dinámicos del crecimiento. Simplemente ofrecen una idea de las magnitudes del desafío. Después del terremoto, el punto de partida es más bajo de lo que suponemos y con seguridad la realidad y el drama humano desborda este ejercicio académico. Habrá que refundar Haití sobre principios muy básicos, casi una economía de trueque, de economía solidaria,...
© 2016 United Nations Development Programme in collaboration with

Powered by Renovatio