Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2016

La nutrición más allá de la división Norte-Sur

Por Louise Agersnap, Florence Egal y Martina Park [i] English version Algunas cosas son fundamentales e invariables. En tanto seres humanos, comemos, dormimos, vivimos y morimos. Independientemente de nuestro origen, color o estatus, tenemos eso en común. Para mantenernos vivos, el mundo produce más comida de la que podemos comer y sin embargo, el hambre y la desnutrición constituyen el principal riesgo de salud a nivel mundial. Cada año mueren más personas de hambre que de SIDA, Malaria y Tuberculosis juntas. 870 millones de personas en el mundo no tienen suficiente para comer. 98% de las personas en esta situación viven en países en desarrollo. De seguir escarbando en cuestiones de alimentación, hambre y nutrición nuevas paradojas emergen. Sin embargo, junto a ellas, se esconden oportunidades para mejorar la manera como vivimos. Lamentablemente y en apariencia, paradojalmente, junto con el problema del hambre, el sobrepeso y la obesidad constituyen hoy en día la quinta causa de muerte a nivel global. Al menos 2.8 millones de adultos mueren cada año como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. La OMS estimó que el 2011, más de 40 millones de niños menores de 5 años sufrían de sobrepeso. Este problema ya no se limita a los países de altos ingresos. El sobrepeso y la obesidad están aumentado en los países de bajos ingresos y de ingresos medios. De hecho, en los países en desarrollo coexisten altas cifras de niños hambrientos con más de 30 millones de niños con sobrepeso, frecuentemente, al interior de las mismas familias. Todo esta conectado Escarbemos más profundamente en la paradoja antes mencionada: Habiendo suficientes alimentos en el...
© 2016 United Nations Development Programme in collaboration with

Powered by Renovatio