Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2016

Informe de Desarrollo Humano 2016


Descargar el Informe

Descargar el Resumen Ejecutivo

Versión interactiva

portada

El bienestar de la gente va más allá del ingreso. Este Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) para América Latina y el Caribe 2016 invita a repensar la noción tradicional de progreso. El crecimiento económico por sí solo no es suficiente. Nada que disminuya los derechos de las personas y comunidades o que amenace la sostenibilidad ambiental puede ser considerado progreso.

Capítulo 1. Introducción: ¿Por qué progreso multidimensional?

El progreso multidimensional es aquel progreso que va más allá de las necesidades monetarias y busca mejorar la calidad de los servicios sociales y expandir el acceso a sistemas de cuidado, cerrando a su vez brechas históricas de género, raza y etnia y protegiendo el medio ambiente.

La principal amenaza actual al progreso multidimensional en la región es la recaída de millones de hogares a situaciones de pobreza. A pesar de los avances experimentados en los últimos años, entre 25 y 30 millones de personas están en peligro de recaer a la pobreza. Son las personas en vulnerabilidad por Ingresos. Pero además, el progreso de la última década no benefició a toda la población por igual y se produjeron o mantuvieron exclusiones (de género, de raza, de etnia, de orientación sexual, entre otras) que van más allá del ingreso.

Por ello, el estudio considera que no es suficiente avanzar “brecha por brecha”, sino que es preciso adoptar un enfoque multidimensional de acción.

Descargar Capítulo 1

Capítulo 2. Las transformaciones de los ingresos

América Latina y el Caribe es una región diversa, que no sigue un patrón único de cambio. Sin embargo, un rasgo común entre los países de la región es que en todos se han experimentado transformaciones sociales, económicas y ambientales significativas en los últimos años. Estos cambios no son producto del laissez faire, sino que constituyen el fruto de la implementación de políticas públicas que han permitido una masiva reducción de la pobreza en la última década, acompañada de una menor desigualdad de ingresos. Asimismo, se han experimentado logros sociales, laborales y educativos específicos que han ido más allá del ingreso.

El IDH destaca que el mayor reto actual es proteger los logros alcanzados y construir resiliencia en cada hogar de la región. En consecuencia, reducir la pobreza a cero no debe ser el único objetivo de desarrollo.

Descargar capítulo 2

g101

Capítulo 3. Las transformaciones más allá del ingreso

En la década 2003-2013 la región ha experimentado tres transformaciones fundamentales: se ha urbanizado, ha crecido el sector servicios y la mujer ha irrumpido con fuerza en el mercado laboral. Si bien es un proceso que se está estancado, la población urbana ronda ya el 80% del total (10 puntos porcentuales más que hace una década). En este periodo, cerca de 50 millones de personas se incorporaron al mercado laboral, la mayoría al sector de servicios, en el que se encuentran, no obstante, el 80% de los empleos de la población en vulnerabilidad económica. Por último, la participación laboral femenina aumentó de un 50% a un 66%, aunque aún queda por resolver importantes brechas salariales y en el uso del tiempo.

El IDH halló que el crecimiento poblacional, la rápida urbanización, el uso intensivo de recursos naturales y determinados patrones de consumo están poniendo en riesgo la sostenibilidad del medioambiente. El desarrollo humano no puede comprometer al medioambiente, máxime en la región más biodiversa del mundo. El desafío es transitar al cuadrante de la sostenibilidad y desarrollar nuevos indicadores multidimensionales más allá del ingreso.

Descargar capítulo 3

g102

Capítulo 4. Políticas para no perder lo ganado

América Latina y el Caribe requiere de un enfoque renovado en materia de políticas públicas para hacer frente a los desafíos actuales, así como para sostener, solidificar y dar continuidad a los logros hasta ahora alcanzados. Los desafíos pasan por desarrollar políticas laborales que permitan reducir los empleos precarios, informales y de baja productividad; fomentar la universalidad de los sistemas de protección social; incrementar los sistemas de cuidado para la equidad de género como un asunto público y de interés colectivo; y mejorar la calidad de la educación inicial y el desarrollo de habilidades a lo largo de todo el ciclo escolar.
Estas nuevas políticas deben poner el foco especialmente en la calidad de las políticas, programas y servicios y en la universalidad para que vaya más allá de la pobreza de ingresos.

Descargar capítulo 4

Capítulo 5. Políticas para romper con exclusiones duras

EL IDH 2016 señala que no todos los grupos poblacionales se beneficiaron del progreso que experimentó la región. Por ello, es preciso garantizar el bienestar de grupos específicos de la población que enfrentan exclusiones particularmente complejas. Exclusiones que van más allá del nivel de ingreso y que suelen estar vinculadas con —aunque no se limitan a— relaciones de subordinación asociadas con la etnia, la raza, el color de piel, la orientación sexual, las prácticas y expectativas de género, las discapacidades físicas o mentales, la religión, la nacionalidad y la zona de residencia, entre otras.

El Informe indica que es necesario desarrollar políticas específicas e innovadoras de discriminación positiva, reconocimiento de derechos y empoderamiento ciudadano para nivelar el piso. Asimismo, son precisos nuevos datos que permitan captar la magnitud de estas exclusiones duras.

Descargar capítulo 5

Capítulo 6. Una nueva arquitectura de políticas públicas

El crecimiento económico y los frutos que este dio en América Latina y el Caribe ya han quedado atrás. Ahora, señala el IDH, es el momento de afrontar los retos más difíciles.

Para ello se ha de fomentar la articulación territorial entre los distintos niveles de la administración pública pero también la articulación intersectorial que genere sinergias y evite impactos no deseados. El abordaje del ciclo de vida de las personas con estructuras, políticas y herramientas y una mayor participación ciudadana son otros de los desafíos identificados por el Informe.

Descargar capítulo 6

g103

Capítulo 7. Un enfoque multidimensional para la Agenda 2030

Esta nueva arquitectura de políticas públicas se pondrá a prueba con la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Este acuerdo histórico, firmado por 193 Estados Miembro de NNUU en septiembre de 2015, da forma concreta al desafío de transitar desde un enfoque basado en el crecimiento económico y el ingreso hacia un enfoque integral que incluya las múltiples dimensiones que son parte del progreso de las personas.

Este nuevo enfoque construido en torno a la Agenda 2030 debe tener en cuenta la necesidad de diferenciar los países de la región según su situación post ODM y la cconstruction de un conjunto de metas afines en torno a los objetivos estratégicos de cada país. Este enfoque debe permitir, además, reconocer sinergias e interconexiones entre las distintas metas y dimensiones de la Agenda 2030.

Descargar capítulo 7

Capítulo 8. ¿Qué dicen las personas del progreso en la región?

Este IDH quiso conocer la opinión de la gente. Para ello, desarrolló una amplia investigación cualitativa en 22 países de la región. Se indagó sobre qué significaba sus habitantes el progreso.
El resultado fue que para las y los latinoamericanos y caribeños el progreso significa ser libre, poder tomar decisiones, equivocarse y aprender, pero también levantarse y volver a intentarlo. Por su parte, la ciudadanía de la región, asocia la recaída a la pobreza con pérdida de trabajo, desastres naturales, desatención estatal durante las crisis, el empeoramiento de las condiciones laborales, o el abandono escolar, entre otras.

En síntesis, el progreso para la gente es mucho más que ingreso, pero lo incluye.

Descargar capítulo 8

Capítulo 9. Conclusiones

Coexisten transformaciones inconclusas del desarrollo y de ciudadanía. Por un lado, es preciso que los hogares y las comunidades que salieron de la pobreza logren construir resiliencia; por otro, millones de personas son excluidas por factores que no dependen únicamente del ingreso. Esta transformación no se completa, señala el IDH, mediante el cierre de las brechas materiales, sino que requiere de cambios en las relaciones de poder y en las normas y los valores socialmente establecidos que legitiman jerarquías que no deberían ser tales.

Nuevos problemas requieren de nuevas soluciones. Se necesita una nueva métrica que visibilice carencias, exclusiones y progreso. Una nueva métrica que mida los aspectos multidimensionales de la pobreza, la vulnerabilidad y la sostenibilidad.

Pero además se requieren nuevas políticas. Más de lo mismo, no rinde lo mismo. Hay que romper silos para pasar de un enfoque de brechas a uno de masas críticas, clusters y combos de acción que en base a la agenda 2030 genere coaliciones políticas para la acción multidimensional.

Descargar capítulo 9

Descargar el Informe completo

Descargar el Resumen Ejecutivo

© 2016 United Nations Development Programme in collaboration with

Powered by Renovatio
Share This